Vitrinas de tapas

Como sabéis, las tapas son un elemento distintivo de la gastronomía española. Generadoras de grandes ganancias por el alto interés que despierta entre turistas y locales.

 

Cada día, más y más establecimientos se unen a la cultura del tapeo. Una actividad comercial que se mantiene en constante crecimiento.

 

Pero, cuando se comienzan a preparar grandes cantidades de platillos comienza uno de los principales problemas de los restaurantes: Conservación higiénica y en las mejores condiciones.

 

Las tapas no son la excepción. A pesar de que se venden con rapidez, estos platos no se consumen inmediatamente después de su preparación.

 

De ahí nace la necesidad de conservarlas de la mejor forma posible.

 

Para ello, existe una amplia oferta de vitrinas especializadas en la conservación de cada platillo, cumpliendo con las exigencias sanitarias y preservación de alimentos sin alterar sus condiciones.

 

Es todo un arte, con tanta importancia como la preparación.

 

Consciente de ello, os presento la guía de compra definitiva de vitrinas para tapas.

¿Por qué necesitáis una vitrina para tapas?

 

Las vitrinas mantienen la frescura de las tapas

 

Podríamos pensar en mil razones para comprar una vitrina, pero hay dos que os ahorran toda la discusión y se enfocan en la cobertura de una necesidad:

  1. Obligación legal: La legislación vigente establece la obligatoriedad de proteger los alimentos del contacto con el público hasta que se vayan a consumir.
  2. Cuestión ética: Nadie querrá que los clientes de su restaurante enfermen por ingerir alimentos mal preservados.

 

Tipos de vitrinas para tapas

 

Existen vitrinas para cada tipo de tapas

 

En el mundo de la restauración hay un producto para cada necesidad. En el caso de las vitrinas para tapas, no es la excepción.

 

Veamos cuáles son los distintos tipos de vitrinas, cuáles son sus usos y te enterareis cuál se ajusta más a vuestra necesidad.

Neutras

 

Vitrinas neutras para embutidos

 

Este tipo de artefactos funcionan más como un armario expositor para alimentos, puesto que no están equipados de ningún equipamiento para regular la temperatura.

 

Su uso principal es el almacenamiento de tapas que no requieran ningún tipo de refrigeración o altas temperaturas.

 

La bollería, jamón serrano, quesos, cebolletas, papas chips, frutos secos y hasta churros se pueden conservar en este tipo de vitrinas.

Vitrinas especiales para tapas calientes

 

Las croquetas debe ir en vitrinas calientes

 

Especialmente diseñadas para la conservación de tapas que se consumen calientes. Este tipo de vitrinas mantienen el calor en un punto óptimo.

 

Existen dos tipos de vitrinas para tapas calientes:

Calor Seco

 

Están dotadas con los equipos necesarios para mantener su interior con temperaturas entre 30 y 60° C.

 

Se utilizan para tapas que se cocinan en calor intenso y se consumen calientes.

 

La higiene es fundamental en este tipo de vitrinas debido a que son focos ideales para la generación de bacterias y su rápida propagación.

Baño María

 

Ideal para platos que necesitan aún mucho más calor, puesto que los habitáculos pueden alcanzar temperaturas de hasta 90° C.

 

En este tipo de vitrinas funcionan calentando depósitos de agua. Sobre el agua a altas temperaturas, se colocan bandejas especiales con las tapas que se desean mantener calientes.

 

Si estáis buscando lo necesario para conservar guisos, albóndigas, sopas, cremas, destinadas al tapeo, esta puede ser la solución que necesitáis.

Vitrinas refrigeradas para tapas frías

 

La ensalada rusa requiere una vitrina fría

 

Para las tapas frías también hay grandes líneas de producción.

 

Normalmente mantienen la temperatura entre 2 y 8 grados centígrados.

 

Se pueden encontrar tres tipos de vitrinas para tapas frías.

Para platos

 

Tienen el espacio necesario para refrigerar tapas dispuestas en platos.

 

Por contacto, los platos se enfrían y, a su vez, mantienen las tapas en la temperatura necesaria para preservar todo su sabor.

De bandejas

 

Utilizando la misma lógica empleada en las vitrinas baño maría, para la distribución de temperatura este tipo de vitrinas contienen bandejas internas donde se disponen las tapas.

 

Tienen mayor capacidad de almacenamiento, pero contribuyen menos con la estética del lugar.

De pescado o sushi

 

Las vitrinas especiales para sushi mantienen la temperatura entre -1 a 1° C.

 

Recordad que el sushi está preparado a partir de pescado crudo, por tanto, es importante preservarlo en el espacio ideal.

Frías según ubicación del motor

 

Sandwich de huevo: Requiere frío

 

Las vitrinas expositoras refrigeradas pueden dividirse en dos, tomando en cuenta la disposición del motor.

Motor incorporado

 

Como su nombre lo dice, el motor de refrigeración se encuentra dentro de la vitrina.

 

El problema de este sistema es que se pierde espacio de almacenamiento.

Grupo remoto

 

La unidad de enfriamiento de estas vitrinas es independiente del cuerpo de la misma.

 

El grupo de frío se conecta con la vitrina a una tubería especial para la conducción de aire frío.

Formas de vitrina para tapas

 

Las vitrinas contribuyen con la decoración de un restaurante.

 

Cuando estáis ante la necesidad de comprar una tapa no olvides que la presentación es fundamental.

 

En este sentido, os presento las distintas formas de vitrinas que podéis encontrar en el mercado.

 

Equipos funcionales que, además de cumplir su cometido principal, embellecen el restaurante que las emplea.

Frente plano

 

La zona que se encuentra frente al cliente forma un ángulo de 90°. Tienen mayor capacidad en el nivel superior de la misma.

Frente curvo

 

Son más estéticas y aportan al diseño del restaurante.

Bajo perfil

 

Su altura máxima es de 26 cm. No interfieren en la vista del cliente que se sienta en la barra.

Doble altura

 

Siendo del doble que la anterior, estas vitrinas permiten almacenar más alimentos en su interior.

Consejos de limpieza

 

La frescura es todo en la cultura del tapeo.

 

Para manteneros en cumplimiento de la normativa vigente en materia de higiene en lugares de venta de comida, las vitrinas deben mantenerse tan limpias como el primer día en el local.

 

Por lo general, la limpieza se realiza en dos intensidades:

 

Limpieza diaria: Aseo general de la vitrina y retiro de cualquier desecho de su interior.

 

Limpieza semanal: Mantenimiento profundo de la vitrina. Especial énfasis en la limpieza de filtros, cristales, partes desmontables y desagües.

 

En el mundo de la restauración la imagen lo es todo. Prestad atención a cada detalle de vuestra vitrina y muestra a los clientes lo limpios que son en tu negocio.

 

Te puede interesar:

 

Cómo elegir el armario congelador ideal

 

Vinotecas: Consejos para seleccionar la mejor

Seleccione una categoría para ver los productos