Churreras

El ritual es el siguiente: Agarras uno de tus churros entre tus dedos pulgar e índice, lo llevas hasta el borde de la taza de chocolate caliente, sumerges el churro en el chocolate y lo comes rápido, antes de que caiga la gota de chocolate sobre el mantel.El ritual de churro, como lo llamo, es un momento idílico y mágico que nos hace recordar nuestra infancia, cariños, mejores momentos…Lo mejor es cuando tu negocio es el espacio donde toda esa magia ocurre.

¿Todavía no vendes churros en tu establecimiento?

Tranquilo, te contamos todo lo que necesitas saber para llenar tu restaurante de las buenas sonrisas de cientos de clientes felices.

 

¿Qué son los churros?

A partir de una masa sencilla, generalmente de harina de trigo, se realiza uno de los alimentos fritos que suma adeptos en España, Francia, Portugal, América Latina, algunas localidades de Estados Unidos, entre otros.

La masa se introduce en una máquina, conocida como churrera, dotada con una boquilla con forma de estrella, por donde saldrá la masa con la forma característica del churro.

En una sartén profunda, con aceite muy caliente, se fríen los churros hasta que estén dorados.

Los sacamos de la freidora, nos aseguramos de escurrir el excedente de aceite y servimos según el gusto del comensal.

Dependiendo de dónde te encuentres, tanto en España como en el mundo, te lo pueden servir espolvoreados con azúcar, leche condensada, chocolate, crema pastelera, dulce de leche, entre otros.

Los churros se acompañan con una taza de chocolate humeante, café con leche y, en Argentina, se acostumbra acompañar con un té de mate.

 

Churreras: Máquinas del sabor

Las churreras son una herramienta que facilitan la realización de este dulce platillo.

Existen las versiones caseras e industriales de las churreras. Veamos sus características principales.

  • Churrera casera: Son máquinas que destacan por su facilidad de uso. Están compuestas por un depósito para la masa, un juego de boquillas y un mecanismo que permite la expulsión controlada de la masa. Pueden estar fabricadas en plásticos resistentes o acero inoxidable.
  • Churrera industrial: Con el acero inoxidable como material predilecto, por sus cualidades de limpieza y durabilidad, las churreras industriales tienen un gran depósito de masa y mecanismos para correr y cortar los churros. Las churreras más actuales son totalmente automatizadas. Lo único que debe hacer el churrero es sacarlos del aceite caliente.

 

Componentes de una churrera industrial

Para vender churros se necesita una línea de producción que vaya más rápidos que los pedidos de tus clientes.

Estos son los elementos que debes tener para asegurarte de servir churros -frescos y calientes- en cada plato.

 

Dosificadora

Es la sección más visible de las churreras.

En ella, se deposita la masa que sale por una boquilla debido a la presión generada por un pistón.

Existen dos tipos de dosificadoras de churros:

 

Dosificadora manual

Los depósitos de las dosificadoras manuales tienen capacidad para albergar entre 1,5 y 15 kilogramos de masa.

Para presionar la masa, las dosificadoras manuales cuentan con un mecanismo circular que acciona el pistón.

El corte del churro también es manual.

 

Dosificadora automática

Las dosificadoras automáticas de churro no necesitan ningún operador para realizar la tarea.

Disponen de los mecanismos electrónicos necesarios para presionar la masa y cortarla en el largo requerido.

Su uso está destinado a grandes producciones de churros, por ello, los depósitos de masa tienen capacidad de contener entre 15 y 35 kg de masa.

Los sistemas automatizados de churros están en capacidad de producir hasta 150 churros por minuto.

 

Fogón para churros

Es el mueble con sartén o cuba donde caen los churros al salir de la dosificadora.

Tienen capacidades entre 10 y 25 litros, los cuales se llenan con aceite de girasol o de oliva.

Normalmente, cuando se adquiere equipamiento industrial diseñado para ese uso, el fogón incluye un sistema de vaciado de aceite quemado.

 

Boquillas intercambiables para dosificadores

El intercambio de boquillas no es un capricho meramente estético.

Al disponer de distintos tipos de boquillas, con espesores y formas diferentes, podremos hacer distintos tipos de churros.

Lazo, porras y rellenos, son solo algunas de las posibilidades que se abrirán al colocar una nueva boquilla a una dosificadora.

 

Tipos de churreras

Como casi todo en la vida, existen distintos tipos de churreras, cada una diseñada y pensada para un fin específico.

 

Churreras eléctricas

Bajo el mismo mecanismo de funcionamiento de una freidora eléctrica, estas churreras son ideales para locales donde el expendio de churros será de medio a bajo.

Hay monofásicas y trifásicas, con distintas capacidades y potencias para la generación de calor.

Su uso puede tener alto impacto en el presupuesto de funcionamiento de tu restaurante, incrementando el consumo energético.

 

Máquinas de churros a gas

Mucho más económicas que las eléctricas, lo que las hace ideal para los restaurantes que se dedican a la venta masiva de churros.

Pueden funcionar con una toma de gas del gasoducto de la ciudad o con bombonas contenedoras de gas butano o propano.

Otra ventaja que presentan los fogones para churros que funcionan a gas es que se calientan mucho más rápido.

 

Así funciona la máquina de hacer churros

El paso a paso para hacer churros es realmente sencillo:

  1. Se prepara la masa, se coloca en el dosificador la cantidad necesaria para llenarlo.
  2. Refrigeramos la masa restante para utilizarla posteriormente.
  3. Encendemos el fogón y llenamos la cuba con el aceite de nuestra elección.
  4. Esperamos a que el aceite alcance una temperatura muy alta.
  5. Accionamos nuestra dosificadora, manual o automáticamente.
  6. Movemos la dosificadora para que la masa caiga en distintas zonas del sartén y evitamos que se peguen.
  7. Con ayuda de una espumadera volteamos para que se doren por ambos lados.
  8. Sacamos y dejamos escurrir el exceso de aceite antes de servirlos.

 

¿Cuál es la mejor hora para comer churros?

El consumo de churros en todo el mundo está muy ligado a la merienda de media tarde.

Sin embargo, dependiendo de la edad que tengas, la hora de consumo del churro puede variar.

Por ejemplo, cuando somos niños lo comemos como desayuno o merienda.

Durante la juventud, el churro se convierte en la opción perfecta para el desayuno reparador después de una noche de fiesta.

En cambio, cuando llegamos a la adultez, el churro pasa a ser consumido como merienda o incluso en la cena.

Al ser un postre muy personalizable y característico de la zona donde lo comáis, los churros se vuelven parte de la idiosincrasia local.

A fin de cuentas, se consumen en cualquier momento y sin necesidad de muchas excusas.

 

Otros nombres y variantes de la receta

Internacionalmente, a este dulce se le conoce como churro. No obstante, en algunas zonas de España se les puede dar otro nombre.

 

 

Algunos
de estos nombres son:

 

 

  • Tallo en algunas localidades de Andalucía
  • Calentitos en Sevilla y Huelva
  • Tejeringos en Granada, Málaga y Cádiz
  • Masa frita en varias zonas del país

 

 

En cuando a las variantes de la receta original, la más reconocida son las porras de Madrid.

 

 

Las porras son más lisas y gruesas. Por ello, se fríen durante más tiempo y su corteza es un poco más dura y crujiente que los churros habituales.

 

 

En algunas zonas, a las porras se les conoce como churros. Mientras, que a los churros se les llama churros finos.

 

 

¿Cómo preparan churros en otros
países?

Si bien es cierto que los churros forman parte de la gastronomía, cultura e idiosincrasia del español, muchos países le han dado una acogida a este postre, transformándolo con el sabor local.

Veamos cómo sirven los churros en otros países

  • Argentina: Rellenos de dulce de leche o con baño de chocolate.
  • Brasil: Espolvoreados con azúcar y canela. Tienen una versión gruesa de churro relleno de dulce de leche.
  • Chile: Espolvoreados con azúcar glas.
  • Colombia: Se sirven en forma circular. Cuando se venden en forma tradicional, se les rellena con dulce de leche o una conserva de guayaba que llaman bocadillo.
  • Costa Rica: Son un dulce tradicional del país centroamericano. Tienen muchísimas presentaciones: con azúcar, rellenos de dulce de leche o con caramelo, con baño de chocolate, incluso tienen una versión salada.
  • México: Los puedes encontrar espolvoreados de azúcar con canela. También los venden rellenos de dulce de leche, chocolate, leche condensada, mermeladas, entre otros.
  • Estados Unidos: Se comen igual que en México.
  • Panamá: Principalmente, se venden rellenos de dulce de leche, chocolate o leche condensada.
  • Perú: La gastronomía peruana adoptó los churros y los adaptó con rellenos de café, chocolate, lúcuma y fresa. Allá no se acompañan con chocolate caliente o café, el acompañante ideal es el té.
  • Puerto Rico: Los consumen igual que nosotros en España.
  • Uruguay: Se especializan por rellenarlos con dulce de leche y crema pastelera.
  • Venezuela: En las ventas callejeras se venden espolvoreados de azúcar, mayoritariamente. En locales comerciales, se les puede encontrar con azúcar, rellenos o bañados en dulce de leche, chocolate y leche condensada.

Como podemos ver, no importa dónde te encuentres, si recurres a los churros te darás un gustazo.

 

Seleccione una categoría para ver los productos