Vinotecas

 

Consejos para seleccionar la mejor

Todos los amantes del buen vino saben, de sobra, la importancia de la conservación correcta de una botella de vino para mantener intactas sus características.

Cuando vais a un restaurante, sobre todo esos que cuidan hasta el último detalle de cada producto, estáis seguro que recibirás calidad.

En esos sitios, generalmente, el vino tiene un sabor espectacular.

Pero ¿Por qué cuando compráis el mismo vino que te encantó en la última comida y lo lleváis a casa no sabe igual? Una de las razones es la forma cómo fue almacenado.

¿Qué es una vinoteca?

 

Vinoteca de gran capacidad

Una vinoteca es un electrodoméstico especialmente diseñado para controlar las condiciones de almacenamiento de vinos.

Es necesario aclarar que una vinoteca no es un frigorífico. No penséis que enfriareis cervezas, refrescos u otras bebidas en ella.

Tampoco están pensadas para almacenar comida.

Entre las variables que controlan las vinotecas tenéis:

Vinoteca de gran capacidad

 

Temperatura

La temperatura ideal para la conservación de un vino es 14°C durante todo el año. Se sabe que este factor es uno de los más determinantes para la conservación, por eso es importante que le prestéis mucha atención.

Si almacenáis vino en un ambiente con temperaturas altas, el proceso de maduración se acelerará y su color se afectará.

En cambio, si lo hacéis en lugares de temperatura baja, se corre el riesgo de la formación de residuos indeseados en el vino.

Hoy podéis conseguir vinotecas monotemperatura, mantienen la misma temperatura en todo su interior; y multitemperatura, construidas por niveles independientes que pueden tener temperaturas diferentes entre sí.

Ventilación

Es increíble la cantidad de factores que influyen en la conservación correcta de los vinos.

La ventilación incorrecta, ya sea por ser elevada o baja, afecta el olor y el sabor de la bebida.

Para ello, las vinotecas mantienen un flujo de aire continuo en su interior, evitando la aparición de corrientes de aire a distinta temperatura en todo el habitáculo.

Oferta de ventilación en tienda

 

Humedad

La humedad de conservación de un vino debe ser constante y estar ubicada entre 65 y 75° C.

Un ambiente con humedad superior a 75° producirá moho en el corcho, afectando el sabor del vino. Además, impacta negativamente en el etiquetado de la botella.

Pero si el ambiente registra una humedad inferir a los 65° C, se reseca el corcho.

La resequedad del corcho permite que el vino entre en contacto con el aire, afectando todas sus características por oxidación.

Iluminación

Las vinotecas que tienen un cristal en su puerta están equipadas con filtros que previenen la entrada de rayos ultravioletas.

¿Por qué? Nuevamente, para que el vino se mantenga en un ambiente con la iluminación exacta para mantener sus cualidades.

Cuando los vinos están expuestos a altos niveles de iluminación se inicia un proceso de oxidación, afectando irremediablemente su sabor y color.

Humedad controlada para mantener el vino

 

Vibración

Aunque no es un factor tan determinante como los anteriores, se piensa que la vibración afecta el tiempo de maduración del vino.

Al exponer el vino a vibraciones indeseadas, pero constantes, el proceso de maduración podría ser más rápido lo que afectará el sabor del mismo.

Lo mejor es evitar la vibración de las botellas que tenéis en casa para almacenar durante un tiempo.

Posición de las botellas

La mejor forma de conservar un vino durante largos periodos es de forma horizontal. Además, debe contar con una inclinación aproximada de 5%.

De esta forma:

  • El corcho se mantendrá húmedo por estar en contacto con el vino.
  • Los sedimentos se depositarán en el fondo de la botella.

La humedad del corcho, tanto dentro como fuera de la botella, es fundamental para preservar su estado.

Recordad que el corcho tiene la función de aislar la bebida del medio ambiente que le rodea.

Funcionamiento de una vinoteca

 

Vinos almacenados por mucho tiempo

En el mercado podéis encontrar vinotecas que gestionan la temperatura a través de sistemas termoeléctricos o por compresor.

Las termoeléctricas son consideradas amigables con el ambiente, no generan ruidos ni vibraciones.

Con frecuencia, mantienen bien la temperatura, aunque no son recomendadas para instalar en zonas muy calurosas.

La temperatura en este tipo de artefactos se mantiene entre 12 y 18° C. No utilizan gases refrigerantes y tienen un precio muy competitivo.

Por su parte, las vinotecas de compresor tienen mayor capacidad de enfriamiento.

Algunos modelos, ofrecen la posibilidad de conversar distintos tipos de vinos a la temperatura adecuada en cada nivel.

En contraposición con las anteriores, la temperatura del entorno no afecta el interior. La temperatura se mantiene entre 4 y 20° C gracias a un sistema muy similar a los utilizados en los frigoríficos.

Permiten el almacenamiento de mayores cantidades de botellas de vino y los modelos más actuales tienen sistemas para disminuir las vibraciones y emiten bajos niveles de ruido.

Además, existe un híbrido entre las dos tecnologías. Se le llaman vinotecas mixtas. Estas funcionan con un sistema termoeléctrico que mejora su rendimiento a través de un gas inerte.

Este último tipo no se ve afectado por su la temperatura ambiente y tiene precios muy competitivos.

¿Espacio grande o pequeño?

 

Grandes espacios con vinoteca

Ya sabéis la mayoría de los tips más importantes para la compra de una vinoteca para casa.

Antes de cerrar el post, conversemos sobre el espacio del que disponéis y qué opciones presenta el mercado actual.

Vinotecas murales

Son perfectas para espacios amplios. Se suman al ambiente como un elemento decorativo.

Tienen mayor capacidad de almacenamiento de botellas.

De sobremesa

Son mucho más pequeñas que la opción anterior. Por tanto, su capacidad es reducida.

Empotrables

Van dentro de los espacios de almacenamiento de la cocina.

Pueden tener una capacidad media y necesitan ventilación frontal para que funcione perfectamente.

Antes de decidir usar este tipo, debéis asegurarte que contáis con los conocimientos o la persona indicada para su correcta instalación.

Tips para mantenerla como nueva

 

Vinoteca como nueva

 

  • Limpieza: Al igual que el frigorífico, la vinoteca no se puede limpiar con químicos fuertes. Lo más recomendable es utilizar algún paño seco para limpiar el interior.
  • Ventilador: Cada cierto tiempo, podéis utilizar una aspiradora para liberar el ventilador de cualquier partícula de polvo que pudiera estar almacenando. Esto permitirá que el equipo trabajar sin forzarse y consiga su máxima prestación por menos esfuerzo.
  • Filtros: Debéis revisar y reemplazar todos los filtros de aire de la vinoteca. Su mal estado puede generar inconvenientes con la temperatura y la aparición de malos olores o humedad descontrolada.
  • Niveles de humedad y temperatura: Es ideal contar con un electrodoméstico dotado con sensores que mantengan la temperatura y la humedad en los niveles recomendados. En caso de no ser posible, debéis revisar frecuentemente el higrómetro para conocer los niveles y hacer los cambios necesarios.

 

¡Vamos a enfriar los vinos!

 

Brindemos con vino

Espero que todos estos tips ayuden a vuestro proceso de selección y compra de una vinoteca.

Ya sabéis que hay vinotecas pequeñas, grandes, las prestaciones que necesita el vino para preservarse, pero lo importante es que adquiráis un equipo que se adapte a vuestras necesidades, capacidades y expectativas.

¡Salud!

Decantador de vino y otros accesorios que debéis tener

Seleccione una categoría para ver los productos